¿Necesito un coordinador de boda?

¿Los asistentes de bodas, sólo se encargan de la coordinación de detalles? o es qué ¿para abaratar costos y no reconocer la ardua tarea de los wedding planners, las parejas optan por este mecanismo de iniciar procesos ellos mismos, sin ningún asesor?

Es realmente el concepto del ¿Hágalo Usted Mismo [DIY] una moda factible o una ilusión que se piensa incorporar en bodas, para gastar menos? ¿Cuándo es realmente factible? ¿Será que esta frase tan utilizada en manualidades, requiere algunos requisitos para incorporarla en eventos y salga cómo pensamos?

En esta nota aclararemos tus dudas sobre cuándo y en que casos podríamos pensar en un DIY para bodas. Y las diferencias que los wedding planners deben establecer, para no comprometer su trabajo.

Nos encontramos ante un acontecimiento único e irrepetible y ello conlleva a una serie de tareas y responsabilidades, desde las artes manuales hasta la planificacion, organización  y produccion del Dia D.

Pero cuando pensamos que una boda es “tarea fácil” y nos cruza por la mente el hacerlo nosotros mismos, y nos decimos, como novias: ¿pero qué tan complicado puede ser? Te sugiero ¡pensarlo dos veces!

Y es que hacer una boda DIY es cosa seria y voy a compartirte algunos puntos a considerar si eres de aquellas que consideran intentarlo:

Una boda tiene tres fases: Pre-boda con todos los preparativos que eso conlleva, el Dia del evento o “Dia D” y la Post-boda posterior a la fiesta. Porque accidentalmente pensamos se trata de un sólo día y no consideramos todos los elementos detrás del momento tan esperado.

En algunos casos las novias, no preveen, el grado de dificultad que implica manejar las tres fases, para lo cual ellas van a requerir mucho conocimiento y toda la información necesaria que puedan conseguir en redes y websites para salir a flote, además de poner a prueba sus habilidades administrativas como base, pero para superar estas tareas, algunas incluso recurren a unos buenos libros del como hacerlo, tambien una agenda planner, apps de bodas y hasta templates de descarga de la web que les serán indispensables, pero ademas de no valorar el tiempo y el estrés del proceso de aprendizaje en plazo record, deben además y sobre la marcha ejecutar, el paso a paso, imaginando positivamente, el superar todos los preparativos para la boda, convirtiendose ellas mismas en sus propias planners!

Y si bien hasta aquí todo parece estar bajo control, como contactos de proveedores, contratos, citas, pruebas, acuerdos y todo lo que se requiera al ser una novia super organizada, precisa y que acude a sus reuniones y tiene todo en orden desde la boda civil, la boda religiosa y la celebración de fiesta, esto puede dar un giro inesperado, si en tu camino te cruzas con imprevistos, detalle que por lo general, no se prevee o espera, y se debe estar consciente para que no te entristezcas si tu planificación en algún momento ve percances y te encuentras con momentos de estrés. 

En ocasiones, si la experiencia previa de novia DIY, les ha resultado tan motivadora, muchas novias, terminarán agregándose a la lista de profesionales dedicados a ofrecer servicios como wedding planners. Entonces, si las novias, serán mi futura competencia potencial, ¿tengo que llevarla a conocer a todos mis proveedores y darle toda mi información en bandeja de plata? esto, ¿será negocio? y aunque lo parezca, no lo es, uno lo que debe es procurar ofrecer un servicio y organizarlo todo, no regalar tu knowhow. Esta viene siendo la principal falla y razón por la cual, muchos planners ven dificultoso trabajar y redituar sus esfuerzos. Esta es la razón principal para la cual se contrata a profesionales en la Organización de Bodas, para que ellos resuelvan estos incidentes y las novias se dediquen a disfrutar!

Hay que indicarles a las novias, que deben ser conscientes, que estarán entre fotografías y videos y que en ocaciones, ese apoyo que se espera de las damas de honor o los familiares, no logran ser la mejor solución, e incluso, pueden optar por el apoyo de amigas que quienes hayan pasado por el proceso de ser novia y casarse, pero eso es simplemente una forma de abaratar y en ocasiones, lo barato puede salir caro. Pero, ¿qué hacemos los wedding planners, para crear conciencia sobre el valor de nuestros servicios?

Y es que con la ahora, guerra de precios, del “quien da más, por menos”, esta profesión, que apunta a brindar producción integral y soluciones nupciales, se viene, echada a menos y estancada en la asistencia o coordinación de bodas. Por esa razón, debes aprender a costear bien tus horas de trabajo para no terminar regalando tu tiempo.

Luego esta la fase Día D, y si bien hasta aquí muchas novias gracias a sus innatas habilidades de coordinación las apps de bodas instaladas y variedad de libros que se han terminado comprado en Amazon, no se mide, ni considera, que te estarás enfrentando a uno de los días mas emotivos en toda tu vida! Entonces, ¿porque, no delegarlo?, ¿a qué se debe esta obsesión de querer experimentar a ser wedding planner, en tu propia boda?

El dia del evento, muchas novias imaginan, que la solucion en la asistencia y coordinacion de detalles, la pueden delegar a la Dama de Honor principal o mejor amiga, pero no consideran que esto tan solo, es momentaneo porque ellas tambien van a querer celebrar, ¿entonces, quien estará contigo desde muy temprano luego de levantarte, siendo tu soporte para coordinar, el dia por venir…

Las damas de honor, también tienen que alistarse y embarcarse hacia la iglesia u hotel, e incluso podrá llegar antes para apoyarte durante el religioso, pero recuerda que ellas también son invitadas, y no se les puede exigir demasiado, podrías perder una amistad.

Acaso las novias, no se ponen a meditar que en el caso que te ayude alguien de tu familia o amigos, estos ¿se quedaran sin disfrutar?, ¿sin tomarse selfies ni relajarse?, por el contrario… ellos veran el lado divertido de ayudarte, pero para que las cosas salgan como soñamos, debes contratar a un profesional.

Por esa razon, la profesion del wedding planner, viene siendo hechada a menos al no valorarse las capacidades de Organización Integral y limitarla al tan solo hecho de la asistencia final, que procura que este profesional, cobre poco y haga lo que la novia dejo de hacer en meses, incluso, el regateo es una practica, que hoy en dia, deberiamos dejar de lado, ya que la profesión de los planners, evitan muchas lagrimas y gritos a las futuras parejas de novios. Asi que preparate y ofrece un servicio integral de calidad, y dale valor a tu trabajo.

También debemos considerar la organización de la fiesta, porque son muchas etapas y si se piensa que decorar al estilo DIY es simple y será barato, te equivocas! Detalles como embalaje, transporte, montaje y desmontaje que debes considerar, ademas de tener que recurrir a amigos dispuestos y voluntarios a participar, y aunque el hagalo usted mismo, aparente gasto cero, igual habrá compensaciones, como llevarlos a cenar y agradecerles de alguna manera con un regalo o algo su apoyo en estas etapas.

Pero que pasa el mismo dia?  Quien coloca los menus que hicimos, los numeradores, marcadores, aritos para servilleta, en que orden, cuadros de firmas, fotografias, recuerditos, etc. Si contamos con los servicios de un hotel o de un catering profesional tal vez nos puedan apoyar con esto pero debemos considerar facilitarles todo explicado, hasta en planos y dibujos para que salga como esperamos.

Y si nosotros solo rentamos un salon, aquí tendremos que “sacrificar” el tiempo de alguien en el previo o hasta tu propio tiempo y el de tu novio, para supervisar y poner todo en marcha, y el mismo dia, algun amigo o pariente se perdera la oportunidad de verte llegar al altar, todo para asegurar que se ajuste y coloque en cada sitio como lo has previsto. ¿porque mejor, no aprendemos a comunicar mejor el valor real de los wedding planners?

Hablar de mas detalles, es contarte la verdadera y ardua tarea a la que se enfrentan los profesionales preparados, no solo para asistir o coordinar, sino para organízalo todo, desde las fotos, coordinar tiempos, la llegada de pareja, ver el protocolo, el brindis, el baile, la música y las luces .. son tantos los detalles, y algo que parece fácil de hacer, resulta en múltiples tareas y serie una de imprevistos, que debemos estar consientes y preparados a resolver y superar.

Y luego viene el post evento pq no termina en la fiesta, una vez despedidos los invitados, la familia y amigos esa ayuda manual debe manifestarse para hacer liquidaciones, inventarios, cierres, llevarse accesorios, etc. Entonces, ¿porque no se valora la funcion del wedding planner? ¿estas cobrando lo adecuado costeando tus recursos y tiempos reales?

En realidad es mucho por hacer y solo si es algo muy intimo y se cuentas con amigos y familiares comprometidos y dispuestos, que ademas tengan el tiempo suficiente y cuenten con las habilidades para la construcción y desarrollo de los detalles, o amiga quien haya pasado por la experiencia de boda previa y quiera usarte como “conejillo de indias”, entonces, el DIY será un reto a superar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información adicional sobre protección de datos: Responsable: Cinthia Castillo Finalidad: Moderar los comentarios es este sitio web. Cesión: NO se cederán a nadie, salvo obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, cancelación y borrado de tus datos. Legitimación: tu consentimiento expreso.

Carrito de compra